Radicales Libres y envejecimiento

Por todos es sabido (o casi todos 😊), que todos aquellos procesos que ocurren a nivel interno en nuestro organismo y que de alguna manera no somos conscientes de ellos, producen y determinan nuestra salud, nuestro bienestar y nuestro envejecimiento de forma decisiva a lo largo de nuestra vida.

Nuestro entorno, lo que comemos, como canalizamos y manejamos nuestras emociones y pensamientos, así como el medio en el que nos desarrollamos, son elementos que sin lugar a dudas pueden determinar nuestro equilibrio y acelerar nuestro envejecimiento.

Estos factores son determinantes en la salud de todo ser humano y, afortunadamente, ya está asimilado por un amplio sector de la sociedad.

Qué son

Para ir al grano comenzaremos hablando sobre los Radicales Libres: qué son, cómo se producen y cuáles son sus posibles consecuencias en nuestro organismo si no se combate el estrés oxidativo.

El cuerpo humano está formado por miles de millones de células. Cada célula está formada por moléculas. Las moléculas son grupos de uno y más átomos unidos por enlaces químicos.

Los átomos en su núcleo están rodeados por electrones con carga negativa, estos electrones forman los enlaces químicos que componen las moléculas. Los electrones se encuentran orbitando los átomos creando el equilibrio. La naturaleza ama el equilibrio. Cuando se pierde el equilibrio, porque uno o varios de sus electrones quedan desparejados, se generan Radicales Libres.

Los R.L. son moléculas inestables que perdieron 1 o varios electrones y son altamente reactivos. Su misión es buscar el electrón o electrones que les falta en otras moléculas para obtener su estabilidad. La molécula atacada a la cual ha robado el electrón se convierte en un R. L., y de esta forma se inicia una reacción en cadena que daña a muchas células. Empieza el daño celular, la mutación y la muerte celular.

Cómo se producen

Los procesos normales del organismo producen R. L. como en el metabolismo de los alimentos. Las calorías de los alimentos se tienen que convertir en energía para que el cuerpo pueda utilizar.

El Sistema Inmunológico genera R. L. Una de las mejores formas de matar organismos invasores consiste en bombardear con R. L. y es así como funciona los linfocitos. La primera barrera defensiva contra los gérmenes.

También estamos expuestos a elementos del medio ambiente que generan R. L. como la polución ambiental, tabaco, radiación, aditivos químicos en alimentos procesados, pesticidas, estrés y emociones negativas.

Consecuencias en nuestro organismo si no se combate el estrés oxidativo

El estrés oxidativo es causado por el desequilibrio entre la producción de radicales libres y la capacidad de nuestro sistema biológico para neutralizar rápidamente los reactivos intermedios y reparar el daño que causan.

Evidentemente tenemos mecanismos y sistemas de defensa internamente para neutralizar los R. L. Estos son los llamados ANTIOXIDANTES.

Un antioxidante es una molécula capaz de inhibir la oxidación causada por los radicales libres, cediendo electrones sin perder su equilibrio.

El oxígeno de la atmósfera, y sobre todo el sol, originan radicales libres atacando las células y precipitando así el envejecimiento celular.

Entonces, ya ha quedado claro que los RADICALES LIBRES son la causa directa del envejecimiento celular de nuestro organismo en general.

¿Cómo combatir los radicales libres?

Como hemos comentado, los radicales libres forman parte de un proceso normal de nuestro organismo, por lo que la clave para que causen el menor daño posible será aumentar los antioxidantes naturales que neutralicen sus efectos y tratar de evitar los factores externos que los favorecen. Te recordamos cuales son:

  1. Exposición prolongada al sol sin protección. Los rayos solares con moderación tienen múltiples beneficios para la salud y también para la piel. Pero si tomamos el sol de manera excesiva y prolongada a lo largo de los años y sin ningún tipo de protector solar, estamos dando paso a radicales libres que, entre otras complicaciones, son causa de foto envejecimiento, manchas en la piel, hiperpigmentaciones, o enfermedades más graves como el cáncer.
  2. Fumar:  El humo de los cigarrillos contiene radicales libres que nuestra piel absorbe y que provocan envejecimiento prematuro del cutis, entre otras problemáticas.
  3. Una mala alimentación: Una dieta en la que predominan los alimentos refinados, ultra procesados, fritos, con altos niveles de azúcar y grasas saturadas, así como las bebidas alcohólicas.
  4. El estrés y un descanso insuficiente: Durante las horas de sueño activamos la regeneración de las células, por lo que no descansar lo suficiente y llevar un ritmo de vida estresante son hábitos que favorecen una mala salud celular.

Deseamos que este post haya sido de tu agrado y lo encontrases útil. En tal caso, please, dale «me gusta» y compártelo para seguir contribuyendo a que un mayor número de personas puedan concienciarse sobre la necesidad de protegerse frente a los radicales libres 😊

Para recibir un asesoramiento personalizado para tu caso sólo tienes que llamarnos y pedir tu cita.

Cita previa vía WhatsApp: 615 407 760

Clínicas QueralesAliadas de tu Belleza

Facebook
Instagram