Un peeling químico en verano ¿es un buen momento?

Si estás pensando en lucir una piel radiante no descartes el peeling químico en verano por todos los rumores. Actualmente los tratamientos estéticos y cosméticos han avanzado a la par de la tecnología y la ciencia, podemos decir que sí, es posible hacerse un peeling en esta estación de sol y calor.

A fin de cuentas, no está contraindicado el tratamiento y en Clínica Querales conocemos los factores para tener en cuenta para que puedas hacerte tu peeling químico en verano de manera segura.

No a las manchas, a las marcas y a los mitos. Te explicamos en qué consiste y los cuidados posteriores a tu tratamiento de peeling químico.

Peeling químico en verano: ¿es recomendable?

El peeling químico es un tratamiento cosmético se basa en revitalizar las capas más superficiales de la piel con el propósito de reparar múltiples defectos de esta, como acné, manchas, arrugas poco profundas y marcas.

Por lo que su aplicación no tiene por qué afectar sustancialmente en esta época donde de lo que más tenemos es de las posibles manchas y marcas tras cualquier exposición a un tratamiento dermoestético.

En verano, tu piel puede lucir más rugosa y áspera. Puede perder el brillo y estar deshidratada por el calor y los rayos solares propios de esta época del año. Ten en cuenta que, sin tratamientos adecuados, como el peeling químico, la capa córnea (células muertas) se desestructura y se va haciendo más gruesa.

Por lo que, como ves, realizarte un tratamiento de peeling químico en verano no es solo una opción sino que es recomendable como proceso de cuidado de tu piel.

Peeling químico: tratamiento y funcionamiento

Esta técnica consiste en eliminar de manera acelerada las capas de piel (epidermis) que contiene células muertas o con imperfecciones obteniendo limpieza, nutrición, hidratación, acción antiseborréica y despigmentante y consiguiendo una piel nueva y luminosa.

Este tratamiento cosmético basado en regenerar la piel mediante la limpieza tiene por objetivo mejorar la textura y luminosidad, y acaba actuando con los cosméticos químicos lo que asegura un mejor resultado que con cualquier otro cosmético.

En realidad, se trata de una exfoliación. Pero a diferencia de las que, seguramente, conoces, se hace sin frotar. El peeling químico se basa en la acción de ácidos que se aplican sobre la piel a determinadas concentraciones y de forma controlada.

Los resultados de este tratamiento son palpables desde la primera semana:

  • Eliminar las células muertas de la superficie de la piel.
  • Estimular la producción de colágeno y elastina de forma natural.
  • Corregir las irregularidades del cutis.
  • Eliminar las marcas de acné, arruguitas y otras cicatrices superficiales.
  • Mejorar la textura de la piel.
  • Atenuar manchas producidas por el sol, melasmas, etc.

¿Algún cuidado especial cuando te haces un peeling químico en verano?

Sí, justo lo que estás pensado, pero más sencillo. Para asegurar un acabado perfecto tras tu tratamiento de peeling químico en verano es importante proteger tu piel porque los rayos de sol en esta época del año inciden más directamente en ella, incluso sin ir a la playa. Por tanto, se recomienda usar una crema de protección solar SPF 50.

Podrás encontrar muchas alternativas y una amplia gama de cremas ligeras que aseguran una protección máxima.

Se incide más en el proceso post-peeling por el hecho de que la piel está más expuesta después de eliminar la contaminación y las toxinas además de las células muertas. Con esto se busca la protección y la mayor eficiencia del tratamiento.

Sabiendo todo esto, ¿quién no quiere mostrar una piel perfecta en verano? Contacta con nosotros y encuentra toda la información sobre este tratamiento.

Clínicas Querales, aliados de tu belleza.  

Últimas entradas

¿Te interesa alguno de nuestros tratamientos?