Aplicación de botox en la frente de una paciente

Botox: para qué se puede usar en medicina estética

El botox es uno de los tratamientos estéticos más populares para quitarse arrugas y unos cuantos años de encima. ¿Sabes en qué consiste? ¿Conoces todos sus usos?

Botox en medicina estética, para qué se usa

Seguro que en más de una ocasión has visto a una persona con botox. Y es que, es uno de los tratamientos más populares entre las personas así que cumplen una edad, para quitar las arrugas y unos cuantos años de encima al mismo tiempo.

Pero, ¿en qué consiste? Estamos ante un tratamiento poco indoloro y no quirúrgico que se emplea para minimizar las arrugas del rostro. Suele aplicarse para eliminar líneas de expresión del rostro, como son las del entrecejo, la frente o las patas de gallo. Y su duración es de entre 4 y 6 meses, por lo que con 2 infiltraciones de botox anuales tendrías más que suficiente para mantenerte siempre joven.

El tratamiento como tal es sencillo. Consiste en aplicar la dosis adecuada según la arruga en la zona a tratar. ¿Cómo funciona? Inhibe el impulso nervioso del músculo y tensa la piel, dejándola así, sin arrugas.

¿Duele? Puede molestar un poco a las personas más sensibles. Pero no hace falta usar anestesia. Además, a pesar de ser pequeños pinchazos, no deja heridas ni cicatrices. Pero es importante ponerse en manos de profesionales.

¿En qué casos es recomendable aplicarlo?

Si quieres eliminar las líneas de expresión o arrugas de la cara, es un tratamiento instantáneo al que puedes recurrir siempre que lo necesites para quitarte unos cuantos años de encima. ¡Sus efectos son prácticamente inmediatos!

Para evitar las arrugas, es fundamental cuidar mucho el nivel de hidratación de la piel y evitar ponerse al sol sin protección solar. No obstante, también pueden ser cosa de la genética, por lo que, si te preocupan, puedes tratarlas, dado que hoy en día hay soluciones.

El botox es una de las mejores soluciones a la hora de decirle adiós a las arrugas, al menos durante los 6 meses que duran sus efectos. Y se puede empezar a utilizar a partir de los 30 o 35 años, siempre en manos de expertos para asegurar los mejores resultados, pese a que es seguro.

Además, funciona muy bien para combatir las del entrecejo, las de la frente y las patas de gallo que salen al lado de los ojos. Cualquier tipo de línea de expresión que se forme al gesticular, mover la boca, arquear las cejas, etc.

¿Quieres ponerlo? Te esperamos en nuestra clínica.

Últimas entradas

¿Te interesa alguno de nuestros tratamientos?